martes, 5 de enero de 2010

La Tecnología en Tiempos de Crisis

Inmersos en una crisis económica mundial, las empresas han tomado ya medidas o están pensando en hacerlo, con objeto de afrontar de la mejor forma posible este escenario empresarial que se antoja duro para el 2009. La tecnología y los departamentos de TI, pueden representar un factor diferencial para superar con éxito estos tiempos.

2009 será sin duda un año de cambio a medida que las organizaciones recorten gastos y ajusten más sus recursos con el fin de sobrevivir y prosperar durante la crisis económica. Sin embargo, las empresas que aprovechen la situación para mirar un poco más allá, y se apoyen en su departamento TI para buscar la eficiencia, podrán salir reforzados de esta crisis habiendo logrado una ventaja competitiva en sus mercados para los próximos años.

En una reciente encuesta que hemos realizado con nuestra base instalada, hemos podido constatar cuáles son los objetivos y requerimientos más importantes de los clientes en estos momentos. Resumiendo los resultados, podemos agrupar en estos tres grandes bloques los rasgos comunes detectados en sus prioridades:

  • Optimización de Procesos – Revisar y mejorar los procesos de negocio con objeto de optimizar la productividad, reducir costes, mejorar la eficiencia, mantener o aumentar márgenes y disponer de más información útil para tomar decisiones y proporcionar valor a los clientes.
  • Diferenciación en el Mercado – Proporcionar soluciones/productos competitivos en sus mercados, y potenciar los valores diferenciales y las mejores prácticas de negocio para hacer que su oferta represente algo único.
  • Agilidad en el Negocio – Ser capaces de responder de forma rápida a los constantes cambios del mercado, sin perder de vista la rentabilidad y los márgenes, y por supuesto, garantizando el cumplimiento de todas las normativas legales vigentes.

No será posible alcanzar estos objetivos, ni salir reforzados de la crisis, sin apoyarse en la tecnología, y aunque es lógico racionalizar los presupuestos de TI, analizar detenidamente las nuevas contrataciones, alargar el periodo de vida de PC’s, renegociar contratos de mantenimiento, posponer migraciones no necesarias, externalizar servicios complementarios, etc …, es también vital NO parar los proyectos e inversiones de TI críticos para el desarrollo estratégico del negocio, y que favorecen la consecución de los objetivos mencionados anteriormente.

Los expertos recomiendan decantarse por proyectos que garanticen un retorno de la inversión rápido, y potenciar modelos de trabajo más eficientes, involucrando a los responsables de tecnología en la dirección estratégica de la compañía, puesto que de ellos dependerá que se aproveche cualquier atisbo de eficiencia en su organización para el próximo año.

El poder de compra y los precios de mercado actuales, son en estos tiempos una magnífica oportunidad para emprender ciertos proyectos de infraestructura y software de aplicaciones, que pueden resultar a largo plazo, clave para el futuro de la compañía.

Es evidente que simplemente con la tecnología no será suficiente, y en mi opinión valdría la pena reflexionar también sobre estos 3 aspectos:

  • No dejar que el pánico domine las decisiones de negocio, ya que si esto sucede, en vez de ayudar, se provocan daños irreparables. La recesión del 2000-2001 fue un ejemplo claro en muchas empresas de toma de decisiones con total abandono de estrategias de negocio, cierres de centros no procedentes, despidos masivos, etc … que a corto plazo permitió reducir costes, pero que también impidió a muchas de ellas recuperarse un año y medio más tarde.
  • Identificar y tratar de no perder a las personas clave de la organización, que aunque a veces sean consideradas como “caras”, son la que fomentan nuevas ideas y permiten gestionar cambios necesarios para seguir siendo competitivos.
  • Poner énfasis en lo que la compañía sabe hacer mejor, para intentar ganar (o al menos no perder) cuota de mercado, reforzar el posicionamiento de productos/marcas, y poder crecer más deprisa que la competencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada